Nebulosa Laguna

La nebulosa Laguna (también conocida como objeto Messier 8, Messier 8, M8 o NGC 6523), es una nebulosa de emisión situada en la constelación de Sagitario. Está, aproximadamente, a una distancia de 5.000 años luz. 

La nebulosa —asociada a una nube molecular y que forma parte de la asociación estelar Sagittarius OB1 parece tener una profundidad comparable a la de su anchura e incluye cierto número de nubes de gas y polvo en proceso de colapso para formar estrellas.​

En la porción más brillante de la nebulosa se halla una estructura conocida cómo El reloj de arena, en la que se produce una intensa actividad de formación de estrellas.

 

“-Ale, el día que nací,
vine tan sublime
que entre tus faldas
el trigo bordaba do-re-mi
y yo trillaba las notas fa-sol
faro, farol, farolillo y faraón,
sol, sublime, ser, solo y són.

Ale, el día que vine al mundo,
el sol era mi salero, su luz,
incalculables granos harineros,
y el amo era un loco sonajero
tocando serenatas sorianas
atenuando luces y sombras,
de acentos y eñes con patas
las garrapatas me colgaban
del barrio de San Bernardo
malas pulgas de costumbre.

-Ya estoy aquí, he nacido, hola ola
voy a verte olear tu mar celeste.

Ale, lo primero que hice fue
bailar en tu tablao de lunares,
actuaba una tal Lola y flores
le lanzaban vestidos de topos
entre aplausos y entre tacones rojos.

Ale, lo segundo que hice fue
aplaudir al rocío por bulerías,
esa ola ya me había arrebatado
el corazón a la vera de su verita.

Suspiro por sus letras y costillas,
faraona del chiste, baile y sevillana.

Ale, lo tercero que hice fue
ir al tugurio donde el cartel
anunciaba a la flores en el ruedo
sin toros pero con valientes síes
que auguran coplas y canciones
al ritmo de la bailaora en su plaza
escenario de luces y bar de copas.

La rompeolas vendrá a la madrugá,
se oirá de nuevo ir tras las desnochada,
vendrá como es, en gitanas volandas y al quite,
aire de Triana y al cruce de olés, olas morenas
y cruces de sus flamenquitas voces.

-Ya estoy aquí, jugando en la ola.
Vengo a este mar a olerte.
¿Puedes verme ahora?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemos colocado cookies en su computadora para ayudar a mejorar este sitio web. Leer Política de Cookies
Si, aceptar cookies