‘Luciérnagas a la mar’

Las luciérnagas de mis cuentos sueñan con ser una estrella, y como nadie perturba sus sueños, y a base de tanto soñar, un día les crecen alas y son capaces de volar. No se crea que vuelan, créase tan solo que brillan, iluminan la noche y son capaces de ver ¡incluso entre tanta oscuridad!

Yo creo esos cuentos, no por que sueñe señora, le prometo que en mi tierra, mis ojos vieron una, esta no volaba, ni tan siquiera tenía alas, tampoco patas. Era más increíble, ¡fabricaba pegamento! y la vi tan asustada, que casi ni brillaba en el marco de una puerta, en la puerta de un refugio, en un refugio de montaña. Esta no soñaba, tenía miedo. Estaba tan asustada que solo dudaba si cruzar la puerta o salir pitando de aquel refugio de montaña. Pero le prometo una cosa, mis ojos vieron que brillaba.

Por eso creo esos cuentos señora, los sueños son mejor, soñando se pierde el miedo, el miedo a navegar, a ahogarse y naufragar. Y perdiendo el miedo aprendes a pensar, y piensa que aunque seguramente te ahogues, aunque quizás no encuentres la orilla, ni veas el fin del mundo o las luciérnagas volar, sabes que lo genial, es que quizá has calculado, que teniendo el agua al cuello, justo antes de ahogarte en alta mar, se ven las estrellas como en ningún otro lugar, y entonces descubres una gran verdad, no es magia señora. Lo que hace levitar las olas, y dejar estelas en la mar, no es magia, lo llamamos gravedad.

No crea esos cuentos señora, pero le diré una cosa, alguien tuvo que ser el primero, en perder el miedo a ahogarse, para aprender que no solo flotaba, que era capaz incluso de navegar. Soñando. Así se pierde el miedo a arrojarlos al mar sin tan siquiera saber nadar.

Jaime Díez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemos colocado cookies en su computadora para ayudar a mejorar este sitio web. Leer Política de Cookies
Si, aceptar cookies